Amarre De Amor Con La Santa Muerte

 

Para almas perdidas y solitarias, desesperados, para los que piensan que el amor apesta” pero cómo hace falta, para ellos los angustiados, existen los amarres”, conjuros para los casos imposibles. En el recipiente pondremos las 2 velas simbolizando a ti con la de color rosa y a el la del color rojo y prenderlas ,luego echar el agua con la esencia de rosa y mezclar con el perfume la miel,repartiendo esta mezcla por las dos velas,sin que las velas se apaguen; con el lápiz de labios escribir en el vidrio espejo tu nombre completo primero y luego el de él.

Para nosotros sería muy sencillo brindar recetas para efectuar un amarre de amor efectivo, fácil y fuerte, y caer en el blablablá que caracteriza a otros brujo chapuceros, amarres de amor faciles pero en cambio mucho más complicado es hacer una referencia a honesta a los fundamentos que realmente logran mover montañas y sin los cuales no habrá magia que valga.

En estos últimos años la visita de personas deseosas de solucionar sus problemas ha aumentado y no podemos negarnos a atenderlos a todos, nuestra buena reputación nos pone enfrente de grandes retos”, refiere el curandero más reconocido de Perú, mientras los abordamos en el aeropuerto a su regreso de Brasil, lugar donde se reunió con los mejores chamanes de Latinoamérica.

Los amarres de amor son tan viejos como la idea del propio amor, seguramente en tiempos antiguos el primer hechizo de amor amarre de amor surgió de la necesidad y desespero por parte de una persona de atraer a alguien por la que sentía algo parecido a lo que en nuestros días denominamos amor y no se sentía correspondida.

Muerte Protectora Y Bendita: Por la virtud que Dios te dio: quiero que me libres de todos los maleficios, peligros, enfermedades y que en cambio me des: SUERTE, SALUD, FELICIDAD Y DINERO, que me des amigos y me libres de mis enemigos haciendo también que (di el nombre de tu pareja) se presente ante mi humilde a pedirme perdón, humilde como un cordero, fiel a sus promesas y siempre amoroso y sumiso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *